Coste para 1.000 Km: No llega ni a los 2 €. Así pues, aunque el desembolso inicial parezca caro, el mantenimiento es muy barato. Merece la pena entonces comprar una buena bicicleta eléctrica, porque no todas son iguales y de verdad, que lo agradecerás.